casa-de-Mipadre-ucdm-universal

Vamos todos para la casa de mi Padre

Bienvenidos mis Amados a la nave del Amor UCDM UNIVERSAL Número 70 veces 7, que despega de la plataforma Zoom con todos Ustedes, acompañados por el Espíritu Santo como el Piloto y Gran Guía, quien nos conduce al lugar de destino, contando en su tripulación con los Maestros de Dios, Anfitriones y Coanfitriones que hacen posible este viaje feliz para recordar la Verdad.

Ustedes son los pasajeros VIP en este hermoso viaje que seguirá la ruta trazada por nuestro Amado Hermano Mayor y Maestro de Maestros Jesús de Nazaret, quien como ya realizó este viaje, nos ha entregado todas las instrucciones y nos acompaña amorosamente para llevarnos a la Casa de nuestro Padre en un Instante Santo. El Viaje siempre comienza aquí, desde este lugar de tu mente en el que te encuentras y siempre es ahora.

Vamos a emprender este viaje con la mochila o el talego vacío, no necesitas llevar nada, pues todo ya ha sido incluido en el tiquete de Vida que vuestro Padre le ha otorgado a cada uno. Solamente se les pide una dosis de buena voluntad, mente y corazón abiertos y atención para recibir y practicar las instrucciones en conciencia.

En este viaje no están permitidos elementos no amorosos como quejas, culpas, miedos, juicios, ídolos, juguetes y artificios, entre otros, por lo que les solicitamos observar qué traen en su talego y empezar a entregarlo a nuestro Maestro Interno, que el Padre nos ha enviado para guiarnos durante todo el viaje. El recibirá todo lo que le entregues y lo reemplazará por elementos amorosos y reales.

Por favor sentarse en el asiento reservado a cada uno de Ustedes que está marcado con su nombre: “Hijo de Dios”, única identidad válida durante el viaje.

El tiquete incluye un kit de herramientas que ya fueron colocadas en su corazón y en su mente con las que pueden disponer en cada instante: Paz interior, Dicha y Amor Incondicional.

Para acceder a este kit de herramientas, por favor utilizar las llaves que se les han entregado: Perdón y Oración. Estas llaves las encuentras en un bolsillito de su corazón.
Para los pasajeros que ya no experimentan miedo a viajar, les agradecemos tomar de la mano a su compañero de viaje, pues al Cielo, a la Casa del Padre entrarán de dos en dos.

Volaremos por encima del campo de batalla para poder observar con la visión de Cristo toda la creación del Padre. Para tal fin son las herramientas y las llaves que se les han entregado con las que desarrollarán la Fe, la Certeza y la Gratitud, que descorrerán las nubes que no les deja contemplar el maravilloso Cielo en el que se encuentran.

El viaje incluye sesiones diarias de lectura de la lección, así como sesiones con los Maestros que nos acompañan. Para acelerar el viaje en el tiempo, se les pide participar en las sesiones de luz y practicar la lección de cada día.

Se están preparando para el viaje de regreso sea amoroso, tranquilo y feliz. Cuentan con toda la ayuda.

Lo único que se les permite como equipaje de mano es el libro que marca la Ruta o el Curso del viaje a realizar, el cuál usarán cuando el Maestro lo indique o en sus ratos de descanso.

La nave se encuentra equipada con equipos de comunicación que le permitirán estar en contacto permanente con el Gran Espíritu Guía. Adicionalmente, para los que lo necesiten, se les ha asignado un Maestro de Dios al que pueden acudir siempre.

Bienvenidos todos

Por: Astrid Suárez