K-PAX

Robert Palmer, un hombre de mediana edad que pierde trágicamente a su familia, y Prot, un seductor extraño que asegura venir del lejano planeta K-Pax, son los coprotagonistas de este film que mezcla ciencia ficción, drama y aventuras. Realmente, ambos personajes, interpretados magistralmente por Kevin Spacey, no son iguales ni diferentes, sino que son uno solo.

El ser humano que camina hacia su libertad por la senda del perdón de experiencias extremadamente dolorosas y el ser de otra dimensión que se ha disuelto en la conciencia crística y cuya misión es viajar por el tiempo y el espacio como un factor de luz que sana todo lo que aparece en su ruta. No hay un camino espiritual y una vida cotidiana separados: donde quiera que me encuentro es donde debo estar y ser para sanar.¡Buen viaje!

  • Director: Iaian Softley
  • Año: 2001
  • Duración: 121 minutos

Comentario sobre la película, brindado con 💖 por Héctor Cañón <eligedenuevoucdm@gmail.com>
(Transcripción de una charla)

Familia de luz, viajero y viajera del tiempo, este es el comentario la película “K-PAX: un universo aparte”.

La película empieza con esta maravillosa escena en la estación del tren, donde Prot llega viajando en un haz de luz. Desde el principio de la trama nos señala que él es un viajero del tiempo, que no es de este mundo. Es muy interesante ver cómo el mendigo que siempre ha simbolizado en la literatura estética y artística como en la literatura del despertar, a aquella conciencia que se ha rendido a los bienes materiales, que ha renunciado a poseer, que ha renunciado a los placeres con los que el ego trata de convertir el cuerpo en su hogar. Este mendigo puede ver que Prot no es de este mundo.

De inmediato, llega la policía para tratar de resolver el atraco da la mujer que está en el piso, Prot intenta ayudar y cuando no logran comunicarse con él alcanzan a percibir inconscientemente que no es de este mundo- lo señalan como loco y culpable y lo detienen para que finalmente termine en el manicomio.

Veamos un poco el viaje sin distancia que toca varias veces la película. Prot está constantemente en actitud de asombro de lo que sucede a su alrededor, cada encuentro, cada hermano, cada hermana, cada sanación, cada idea nueva, cada revelación es para él un viaje sin necesidad de un desplazamiento físico, sino como una acción de la mente íntegra. Prot es, sin duda, un maestro de Dios que tiene todas las características que nos menciona Jesús en Un Curso de Milagros en el manual para el maestro; tiene fe, honestidad, júbilo, confianza, mansedumbre, mentalidad abierta, tolerancia, generosidad, indefensión y paciencia. Prot como maestro de Dios, como obrador de milagros, como viajero del tiempo, está en permanente actitud de asombro y la existencia en sí misma para él es un viaje.

Veamos brevemente la maravillosa escena donde el doctor Powell (el psiquiatra) lo cuestiona diciéndole que para ser un extraterrestre se ve como un ser humano. Prot le responde, “mira, la pompa de jabón es la configuración energética más adecuada en este plano”, por eso tú también apareces en un cuerpo humano, que es la configuración energética más adecuada para emprender esta aventura de salvación. Eso es lo que es tu cuerpo, una configuración energética, un medio de comunicación, como te dice Jesús en Un Curso de Milagros; una herramienta para extender el mensaje de sanación de tu mente y así mismo experimentar tu propia aventura de transformación.

Vamos a la idea de que Prot sólo se va a llevar a uno de los enfermos mentales. Todos están ansiosos en el manicomio, así como en este mundo; todos están ansiosos de irse de este mundo, de recordar su verdadera naturaleza, aunque a veces busquemos el despertar a contracorriente y en lugares inadecuados. Allí, en el manicomio, todos saben que debe haber una mejor opción, que debe haber otra forma de ver las cosas, que debe haber un hogar para cada uno de ellos. Esto nos recuerda a Un Curso de Milagros, cuando Jesús nos dice que al que Arca del perdón, al cielo, se entra de dos en dos. Prot sólo podrá llevar a uno de ellos porque es de dos en dos, es a través del perdón y de la relación santa. Y es maravilloso ver que él escoge a Bess, a pesar de que ella es tan distante, tan solitaria, y de que no habla nunca porque teme hacer daño con sus palabras.

Hay dos escenas muy sutiles que muestran el por qué es ella la elegida por Prot para este viaje sin distancia; uno es porque ella sabe quién es Prot, en un momento le dice: «Yo sé quién eres, tú eres el ruiseñor azul, el pájaro azul», es decir, tú eres el reino del presente, tú eres la conciencia que ha reconocido su naturaleza de extensión eterna, que se ha reconocido a sí misma como co-creadora del universo con Dios. Al reconocerlo a él sabe que el Cristo también está en ella. Y en su carta, en la carta que ella deja para exponer sus razones, dice que no tiene hogar. Recuerda que este no es tu hogar, te lo dice Jesús en Un Curso de Milagros bastantes veces, en la lección 128 que nos dice: «El mundo que veo no me ofrece nada que yo desee». Ella sabe que en este mundo no va a encontrar su hogar y por eso es la elegida por Prot para dejar su experiencia humana y ascender a un planeta o a un plano, a una dimensión donde el amor reina.

Veamos otra de las ideas; en K-PAX no hay familia, no hay sociedad, no hay ley. Todas las conciencias están más allá del bien y del mal, y ahí se reúnen, y por su propia naturaleza reconocen que no hay separación, no hay culpa, no hay miedo y por lo tanto no hay ataque. Entonces nos muestra que como obradores de milagros y como estudiantes de Un Curso de Milagros, a veces tratamos de encasillar a Dios en la tercera dimensión y que Dios se manifieste de una forma en que nosotros lo podamos asimilar, estructurar o referenciar de acuerdo a nuestra localización de memorias del pasado, pero Dios es el universo conociéndose a sí mismo, entonces se va a expresar de un montón de maneras que nos van a sorprender, que van a ser un milagro y que van a romper nuestra percepción lógica, lineal y secuencial del tiempo.

En ese orden de ideas es maravilloso cuando Prot se encuentra a los científicos en el lugar donde ellos están inquietos, curiosos de conocerlo, de conocer la mente que está detrás de estos descubrimientos. Ellos le preguntan por viajar en el tiempo, y le piden que demuestre que viaja en el tiempo. Él toma simplemente un segundo, un instante y lluego dice: “ya fui y volví”. Porque, como Jesús nos enseña, el Reino de los Cielos, la sanación, está a un pensamiento de distancia, sólo necesitas un instante para hacer la conversión y estar en el reino del presente.

Veamos un poco a Ernie, el hombre que está allí en el sanatorio; él tiene tres tareas por medio de las cuales Prot le dice que se va a sanar. La primera es ver al pájaro azul, ver al ruiseñor, para eso él tiene que estar totalmente presente, vaciar su mente y enfocar totalmente tanto atención como intención en un solo propósito. Lo segundo es que sane por medio de un acto en apariencia agresivo, pero finalmente es un acto de sanación, a su compañero, que tiene todo este miedo de los virus, de las enfermedades, de los posibles ataques que va a recibir su cuerpo, entonces el segundo desafío es cuestionarlo y sacudirlo para que él despierte y se sane. Y el tercer desafío es estar totalmente disponible para cuando Dios dé el último paso, como nos señala Jesús en Un Curso de Milagros.

Es maravilloso ver esa historia, cómo su despertar es diferente al despertar que tuvo Prot, o al despertar que tiene Bess, quien ha sido la rescatada por Prot. Y en esa idea del pájaro, del ruiseñor se sanan todos, a excepción de Claudia, esta mujer que es subdirectora del sanatorio y que siempre está muy molesta. Todos a través de algo tan sencillo, tan elemental, tan básico en su expresión y existencia; la obra creadora de la cual tú eres parte íntegra como un pajarito. A través de eso, todo el manicomio entra en el reino del presente y empiezan a sonreír y a comunicarse. La mujer que está encerrada, atrapada en el tiempo, esperando a un caballero que nunca va a llegar también sale de allí y muestra cómo la mente despierta de Prot ha venido a traer sanación para toda esa asociación del manicomio.

TComo nos dice Jesús en Un Curso de Milagros; «Un pájaro con las alas rotas ha vuelto a volar», y así como Bess le dice a Prot que él es el ruiseñor azul, también lo es Ernie cuando encuentra el pájaro, y el verdadero milagro es estar presente y ser co-creador con Dios en esa maravillosa experiencia, en esa medida el pájaro es el milagro, es el milagro verlo, compartir con otras hermanas y hermanos es el milagro. Como nos dice Jesús en los principios de los milagros, en el primer capítulo de Un Curso de Milagros; «realmente no es importante el milagro que sucede, lo realmente importante es el amor que lo inspira». Esa es la lección que Prot enseña por medio de la búsqueda del ruiseñor azul.

Vamos un poco a la parte de la enfermedad, a la relación entre Prot y Robert Palmer. Prot es un ser que está presente, que trae alegría, que aunque cuestiona el sistema de pensamiento del ego está en extensión del amor y por eso todo a su alrededor se mueve en ese sentido. Sin embrago, él tiene esta memoria de haber sido Robert Palmer y de los hechos violentos que sufrieron su esposa y su hija, esta memoria se la despierta el aspersor del agua, es lo que nos dice Jesús cuando se refiere a que no hacemos nada más que revivir ese instante en que creímos que la separación podía ser real y podía suceder, eso es lo único que estoy haciendo cuando juzgo, cuando me separo, cuando tengo miedo, cuando me siento culpable, cuando le doy valor a mi identidad separada del todo.

Aunque Prot carga esa memoria que estalla y que arma un poco de desorden, finalmente él en un instante en que vuelven a ponerle sus lentes, se recupera y dice; “huele a pastel de manzana”. Así que el perdón está a un pensamiento de distancia, siempre estas a un pensamiento de distancia de sanarte y liberarte de cualquier proyección mental en la que creas que te encuentras atrapado.

En el final está ese mismo asunto, ¿él es Robert Palmer o es Prot? Yo veo que Robert Palmer y Prot no son ni diferentes ni iguales, son uno solo que en apariencia están separados por el tiempo y el espacio, pero el guion ya está escrito. Prot dice: “él era mi amigo, Robert me llamaba cuando algo le dolía o cuando quería conversar”. Siempre has estado conversando con el Cristo en ti, siempre has estado despertando el Cristo en ti, y el Cristo en ti, como nos dice Jesús, está muy quedo; quieto, en silencio y alerta. Prot es la conciencia crística que ha despertado, que ha sanado y que ha perdonado este acto doloroso que tuvo que vivir Robert Palmer. Es por eso que la única pista, o la pista por medio de la cual el doctor Powell encuentra a Robert Palmer es el matadero municipal de este lugar donde se dieron los hechos de Robert. Simplemente, ese matadero es un símbolo del mundo. Este es un lugar en el que puedes abandonar lo que amas o puedes ser abandonado por lo que amas, este es un lugar en el que venimos a aprender que la muerte no existe, que no somos cuerpos separados porque somos plenos, perfectos e íntegros, tal como Dios nos creó.

Queda ese último whisky que se están tomando el doctor Powell y Prot al final de la película. Allí, hablan un poco de K-PAX. El doctor Powell le dice: “K-PAX debe ser maravilloso”, mostrando su tentación de ir, a lo que Prot le responde que antes debe ver su propio mundo, debe ver a su familia y sanar sus formas para liberarse y entrar totalmente en esa conciencia crística.

Podcast:

guest
1 Comentario
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Derly
Derly
1 año atrás

Me encanto muchas gracias Héctor