Cómo Escuchar la Voz de Jesús más Claramente y Ser Entrenado por Él.

Lo último que pensé que estaba buscando en este mundo era escuchar la Voz de Jesús. Parecía estar bien leer Un Curso de Milagros (UCDM), pero escuchar y ser guiado directamente por esa Voz no era una prioridad. Estaba equivocada. La felicidad de estar equivocada en este punto está más allá de toda expresión. Esta es definitivamente una historia de la conversión de Saulo a Pablo en el camino a Damasco: la transformación total de matar cristianos a una devoción total a Dios y Su Reino.

Ahora veo que la Voz tuvo que venir a mí de una forma que no esperaba, porque si hubiera pensado que era la voz de Jesús la que estaba escuchando habría corrido. Tenía muchos prejuicios contra cualquier idea de Jesús, ya que crecí siendo católica y tenía muchas ideas sobre la religión. Me tomó un tiempo darme cuenta de que la Voz interior que estaba escuchando pertenecía a Jesús y que todos los que la desean, sin excepción, pueden escuchar esa voz. Incluso cuando me di cuenta de que estaba escuchando la Voz, no quise decirle a nadie que podía hacerlo. Ahora hablo con Jesús todo el día. Es una conversación natural, sobre todo. Le pregunto todo y me dice todo lo que necesito saber, tal como lo promete en UCDM. ¡Estoy almorzando y de repente me doy cuenta de que estoy teniendo una conversación normal con él! Sin embargo, llegar a este punto requirió mucho convencimiento (de él), mucha «purificación» (perdón) y «confianza y seguir la guía». Es un viaje exactamente como se describe en UCDM. Estas son algunas de las lecciones más valiosas para mi.

Lección 1: Esté abierto a escuchar lo inesperado y Confía y sigue la voz.   Como es cierto para muchos estudiantes de UCDM, yo estaba escuchando la  Voz  durante muchos años antes de tomar UCDM, pero simplemente no me di cuenta. Una de las primeras y más poderosas realizaciones de la Voz se produjo cuando estaba entrenando como voluntaria en una pequeña prisión para mujeres en Milwaukee, WI. Una mujer vino a recibir asesoramiento y me pidió que la ayudara a liberarse de un recuerdo que se repetía una y otra vez en su mente. Era el recuerdo de la pelea que tuvo con su novio donde lo apuñaló 7 veces y murió. Al principio, pensé, “¿quizás ella necesita sufrir… (y por lo tanto no debería ayudarla)?” En ese momento era una pregunta que reflejaba mis creencias sobre la culpa y que el sufrimiento tiene valor. Sin embargo, era una pregunta abierta en mi mente. Casi de inmediato escuché una voz decir claramente: “Esto no sirve a ningún propósito. Si esta culpa persiste, la acción se repetirá”. Me di cuenta de que debía entrenarla para que liberara la culpa y el miedo, que ahora sé por UCDM que es una forma de perdón. Este fue un mensaje extremadamente poderoso y aleccionador para mí. Fue una demostración de que sin estar abierto a escuchar y tomar acción sobre lo que la voz me está guiando a hacer, no hay oportunidad de aprender a confiar en la voz y seguirla, sanar mi mente.

Lección 2: Confía y sigue la voz,incluso cuando no parece alinearse con las formas del mundo.  (¡Tuve que repetir esta lección muchas veces para que la entendiera!) Esta primera experiencia me llevó a muchas más sesiones de entrenamiento inspiradas en las que la Voz hablaría y yo la seguiría. A menudo, cuando me decían qué decir, yo me preguntaba si me iban a echar de la cárcel, porque lo que decía la voz parecía ser «bastante loco». Sin embargo, seguí adelante y dije lo que escuché o hice lo que me dijo.

Lección 3: Todos pueden escuchar la Voz y hablar la voz, sin excepción. Eventualmente me encontré entrenando en una prisión para hombres. Un hombre vino a una sesión de entrenamiento y expresó que quería ser un «buen hombre». Cuando le pregunté qué le impedía (de ser un buen hombre), me contó una historia sobre la necesidad de proteger a su hermana, lo que requirió arrojar a alguien por unas escaleras e ir a su automóvil a buscar su arma. Parecía que podría ser necesario un poco de entrenamiento. 

Sin embargo, sabía que él creía en Dios (aunque yo nunca pensé mucho en Dios), así que le pregunté: «¿Qué dice Dios sobre esta protección?» Hizo una pausa, cerró los ojos y se adentro en sí mismo. En 30 segundos una lágrima vino a sus ojos. Todo el tiempo estuve pensando: «¿Qué pasa si Dios le dice algo incorrecto?» (¡Más de mis creencias sobre Dios saliendo a la luz!). Sin embargo, cuando habló, habló desde la sabiduría de los siglos. Se dio cuenta de que lo que estaba haciendo no era protección y que no podía proteger a nadie de esa manera. Fue una lección impactante y profunda para mí. Todos pueden escuchar y hablar esta voz de sabiduría. Una lección valiosa hasta que estuve lista para aceptar que podía escuchar lo que es más natural para mí, la Voz de Dios.

Este fue el comienzo de invocar a Dios/Luz interior en muchas sesiones de coaching. Una y otra vez, los hombres hablarían esta voz profunda, recibirían guia y perdonarían. Después de que comencé UCDM, quedó claro que esta voz era la voz de Jesús y que era esencial para mí darle la bienvenida plenamente a esta Voz como el medio para ayudarme a dejar de negar el Amor de Dios.

Es gracioso que Jesús me recuerde que al principio de nuestra «relación» le dije: «No estoy seguro de querer seguirte, porque no parece que te haya ido tan bien a ti». (Significado: la crucifixión). Nuestra «relación» evolucionó de no querer seguirlo, a «seguir su voz irregular e inconsistente» y «perdonar irregular e inconsistente» todo el camino hasta tener una conversación muy simple y directa con él y seguirlo al 100% desde hace aproximadamente 3 años. Una vez que estamos completamente abiertos a esa voz, puede comenzar la verdadera curación. 

He aprendido que se necesita mucho escuchar y seguir para tener un 100% de claridad en la Voz de Dios. Jesús me dijo que para ser claro como el cristal en la voz es esencial decir un “sí” inequívoco a la última pregunta no contestada. Esto significa voluntad de decir “sí” a todo lo que revelará y así seguir al 100% sin cuestionar. Sin el 100% de voluntad de ver todo, habrá lugares ocultos en la mente «protegidos» de él y «usted» estará «atrapado en el infierno y pensará que es el cielo».  

Jesús me dijo que trascender el sistema de pensamiento del ego requiere 100% de seguimiento y 100% de perdón. Sin excepciones. Sin esta dedicación al 100%, escuchar “la voz” será “turbio y confuso”. El mayor desafío para los estudiantes de UCDM  es la falta de voluntad para decir «sí» a todo lo que Jesús les mostraría y comprometerse a seguirlo al 100% – sin importar qué. 

¡En un momento Jesús me dijo que yo era demasiado tolerante con el ego! ¡Y tenía razón! Una vez que tomé la decisión de no tolerar más los juegos del ego en mi mente, él realmente me pudo ayudar. Y él lo hizo. Incluso después de decir «sí» a ver todo lo que me mostraría, seguí preguntándole, Jesús, ¿te estoy siguiendo al 100%? (Me decía “sí”) Y yo le preguntaba: “Si te sigo al 100%, ¿Dónde está la Felicidad Suprema que me prometiste?” Porque aunque había comenzado a sentirme más tranquila y no era tan reactiva, ¿dónde estaba la Felicidad Suprema? Todo lo que podía hacer era confiar en él, seguirlo y seguir preguntando «¿Qué más necesito ver (perdonar)?» y perdonar y perdonar y perdonar y perdonar.

Finalmente, me volví reacia a dejar un solo punto de juicio oculto en mi mente.  Me di cuenta de que era absolutamente esencial que Jesús me entrenara y le pedí que me ayudara a limpiar todos los deseos ocultos sin que quedara resto alguno. El milagro se convirtió en mi principal prioridad: esta es la mentalidad milagrosa. Todo lo que tenía que hacer era estar dispuesta a que él me mostrara dónde se necesitaban milagros.  Y dijo «sí», que él me ayudaría a «llegar hasta el final» para liberar completamente los deseos ocultos hacia los milagros. Él me diría exactamente lo que necesitaba ser liberado y cómo hacerlo. Él me decía cuando estaba perdonado 100%. No quedan restos. Y seguí al 100% porque seguir ES aceptar milagros.

Con el tiempo comencé a notar una felicidad, una alegría, que no se debía a nada. Pura alegría inexorable. Una fuente inagotable de alegría que no obedece a nada. Y luego comencé a notar que cuando simplemente me dirigía a escuchar la voz de Jesús, para hacerle una pregunta, este gozo se hacía consciente y se mantenía. La importancia de la Voz de Dios como recordatorio de la Sagrada Comunión quedó clara. ¡Aprendí que escuchar esa Voz es remitirse a todo el amor del Padre! A la Sagrada Comunión. El canto de oración. Esto es lo que el ego evita cuando evita la Voz de Dios.

E incluso cuando experimenté alegría, seguí liberando. Me despertaba con una alegría infinita en la experiencia y la alegría permanecía en la conciencia durante un tiempo cada vez mayor a lo largo del día.Y me mantenía siguiéndolo y pidiéndole que me entrenara sobre la menor contracción o dolor. Entonces, cuando se liberan todos los deseos por algo que no sea Dios, hay este gozo inexorable e insondable que no es de este mundo.  

Jesús es claro. Esta conversación está disponible para todos. Me dijo: “Lo único de lo que puedes estar seguro en este mundo es que te sacaré de él”. Él cumple sus promesas. Esta oferta es para todos los que piden su ayuda y están dispuestos a escucharlo y seguirlo. No hay excepciones. En tu buena disposición, él te llevará a tu hogar.

Por Cay Villars

© 2022 Centro Devocional Uniéndose a la Luz

guest
1 Comentario
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Jorge Elijes
Jorge Elijes
13 días atrás

Hola queridos hermanos en Cristo!Muchas gracias por compartir el sentido de proposito de y vision de Cay Villar.Pero interesaria contactar a la Maestra Efrat Shar Shalom de Israel.Aqui les paso mi numero de whatsapp que es 54-9-341-3766506 y mi e-mail que es jorge.elijes@gmail.com
Desde ya muchas gracias, y que Dios los bendiga!
Jorge Elijes(Rosario, Argentina)