abril 2022

A veces todos nos sentimos aislados, pero lo cierto es que nunca estamos realmente solos. Como nos indica el autor, tenemos creencias profundamente arraigadas de que estamos separados de todo, de que no somos valiosos y nos sobran motivos para estar atemorizados. Todo esto nos impide vivir con la alegría que anhelamos. Entonces, ¿cómo podemos empezar a desenredar los pensamientos y sentimientos que nos mantienen atrapados en estas ilusiones?.

Tú eres la voluntad de Dios No aceptes nada más como tu voluntad, pues, de lo contrario, estarás negando lo que eres. Mas ve el Amor de Dios en ti, y lo verás en todas partes porque está en todas partes. Ve Su abundancia en todos, y sabrás que estás en Él junto con todos tus hermanos. Ellos forman parte de ti, tal como tú formas parte de Dios… La paz de Dios radica en entender esto. Solo hay una manera de escaparse del pensamiento del mundo, del mismo modo en que sólo hubo una manera de adentrarse en él: entendiendo totalmente al entender la totalidad. T-7.VII.10:1-8